La sincronía del circo Soleil

El aclamado y majestuoso Circo Soleil, tiene sus comienzos a mediados del año 1984, persiguiendo un objetivo en común de un grupo de soñadores artistas que querían hacer cosas extraordinarias, y poco a poco, visionaron de lo que podría ser el circo moderno, donde tomó las calles de Baie-Saint-Paul, un pueblo encantador ubicado a las orillas del río St. Lawrence.

En sus inicios hacían malabares, bailaban, lanzaban fuego y tocaban música para el deleite de los lugareños y de los visitantes, dese entonces ha estado en permanente búsqueda que el público despierte la imaginación, evoque los sentidos y provoque emociones a espectadores en todas partes del mundo. Actualmente, cuenta con más de 4000 empleados a nivel mundial.

Un espectáculo repleto de magia y emoción

Artistas de primer nivel y con una magnífica puesta en escena, transportan al público a un mundo mágico donde extrañas criaturas cohabitan con payasos, equilibristas y trapecistas. Y, es que sólo el hecho de presenciar sus números aéreos y las acrobacias ejecutadas en una distribución de formas orgánicas dejan boquiabierto al espectador. La perfección y coordinación de los artistas, la rapidez y estilización de cada movimiento, impactan en las retinas de quienes presencian su acto. El Cirque du Soleil es circo de lujo, con vestimentas cuidadas al detalle y una escenografía que reúne las últimas ideas tecnológicas en iluminación y proyección.

Sus artistas se juegan la vida para deleite del público

El año pasado, un acróbata pierde la vida, es por ello que en sus funciones el anuncio inicial, está dedicado al artista Yann Arnaud, quien falleció durante un show en Florida, dejando claro que, bajo la belleza y deslumbrante show permanece el riesgo, lo que lo hace más difícil todavía. Esta situación fue muy dura para sus integrantes, quienes a pesar de su dolor por la pérdida de tan valioso artista, ofrecieron su colaboración de manera transparente a las autoridades en su investigación del accidente.