Algunas curiosas costumbres alemanas

La cultura alemana integra mucho más que cerveza y por lo mismo se encarga de mostrarnos que cada sociedad dispone de lo necesario para constituir su identidad y por supuesto dejar huella. Es así como a partir de hábitos y pequeños detalles es posible reconocer ese aire especial que les caracteriza y que si bien en ocasiones logra que interpretemos a estos ciudadanos como exageradamente reservados, también consigue que quienes estamos definitivamente lejos de esta geografía queramos saber mucho más sobre ellos.

Dejando de lado el hecho de que los alemanes manejen un idioma que suele hacerse bastante complejo, disponen de una serie de hábitos que llaman la atención y a continuación vamos a nombrar.

3 Costumbres alemanas

  • Las bodas. En este aspecto, se encuentran tradiciones tales como que los novios rompan vajillas enteras como forma de ahuyentar las malas energías o que en la celebración se sirva un caldo típico a base de albóndigas de ternera llamado sopa nupcial.
  • Regalar flores. Este obsequio en Alemania no es exclusivo de los enamorados, así que se emplea a manera de presente cuando se visita un lugar o simplemente se quiere ofrecer un detalle al anfitrión de una reunión. Lo importante es prestar atención a los colores pues estos tienen significados y asegurarse que siempre vayan en número impar.
  • Las propinas. Dar propina por algo no algo que se haga y por lo tanto nadie lo espera, en su lugar se puede dar algo extra pero se entiende exclusivamente como “dinero para beber”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *