El oso pardo, la especie de oso más extendida del planeta

Ampliamente reconocido por ser la especie de oso más extendida del planeta, el oso pardo es un mamífero omnívoro de enorme tamaño cuyo pelaje corto puede exhibir tonalidades que van entre los marrones, rubios e incluso negros de acuerdo al tipo de hábitat en el que se desenvuelva. Así pues, considerando que la industria del cine los ha incluido en muchas de sus producciones y les ha creado una especie de popularidad, vale la pena hacer un pequeño pero interesante recorrido a través de la forma de vida y características que corresponden a estos solitarios osos.

Generalmente son las montañas septentrionales de Norteamérica, Asia y Europa las que los acogen, asimismo el hecho de que su dieta sea variada e incluya frutas y raíces no impide que sean unos excelentes y consagrados depredadores.

Características del oso pardo

Partiendo de que no todos los osos pardos son iguales, los machos por ejemplo pueden llegar a pesar entre 180 y 300 kilos y alcanzar una altura máxima de 2,5 metros, en cuanto a velocidad esta se estima en unos 50 kilómetros por hora. Las hembras por su parte solo se reproducen cada tres años dando a luz casi siempre entre dos y tres oseznos que inicialmente son alimentados con leche materna.

A esta especie no le gustan las altas temperaturas ni mucho menos los espacios pequeños, por otra parte la alimentación del oso pardo incluye frutas, hojas, verduras, frutos secos, bayas y miel, pero también cazan crías de caribú y alce además de tomar el salmón de los ríos e ingerir carroña en caso de que la situación lo amerite. Respecto a cuánto vive un oso pardo podemos decir que esta varía de acuerdo a si el animal vive de manera salvaje o en cautiverio, siendo el promedio de 22 años para los machos y de 26 para las hembras, lo cual contrasta bastante con los datos sobre cuánto vive un oso panda pues nos dicen que estos últimos viven menor tiempo.

Algunos datos interesantes sobre el oso pardo

Ciertamente los machos son muy solitarios pero cuando llega la temporada de apareamiento las cosas cambian drásticamente siendo por lo tanto polígamos. Debido a que los oseznos nacen sin poder ver y sin dientes, se quedan en la cueva con sus madres hasta estar listos para el mundo externo; es en las costas de Alaska y Columbia Británica donde conviven los ejemplares más grandes estos enigmáticos pero siempre cautivantes osos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *