Síntomas de una intoxicación alimentaria

Una vez se consumen alimentos o líquidos contaminados con bacterias, virus, parásitos o cualquier otra clase de toxinas, el organismo reacciona con lo que se denomina una intoxicación alimentaria, dando paso a una serie de reacciones que alteran el bienestar por unos pocos días, esto siempre y cuando exista de por medio la correspondiente hidratación.

Si bien la mayoría de las veces estos desajustes son leves y no demandan cuidados complejos, en algunas ocasiones las cosas pueden pasar al extremo de lo grave fácilmente, de ahí lo importante de aprender a reconocer los síntomas de una intoxicación alimentaria para determinar prontamente si estos pueden ser manejados en casa o si se precisa de la intervención de un profesional de la salud.

Principales síntomas de la intoxicación por alimentos

Debido a que el aparato digestivo es el que más se reciente, aproximadamente entre dos y seis horas luego de ingerir los productos contaminados, la persona empezará a experimentar diarreas, cólicos abdominales, náuseas y vómitos. Los escalofríos y la fiebre son también reacciones que podrían esperarse y que se dan por la dificultad del sistema inmunitario para afrontar el “ataque”.

La debilidad general, será una constante que se desprende de todo lo anterior tal y como sucede con la falta de apetito, la sudoración, el dolor de cabeza y los mareos. Un apropiado seguimiento al igual que soluciones de rehidratación oral y antidiarreicos son unas cuantas de las alternativas más eficientes para superar sin inconvenientes este suceso que nunca debe menospreciarse ya que puede dar lugar a eventos muy negativos.