3 conceptos errados sobre el espíritu Santo

3 conceptos errados sobre el espíritu Santo

En caso que tengas algún tipo de interés por conocer cuáles son los conceptos errados sobre el espíritu Santo, te proponemos que continúas con la lectura del siguiente artículo, pues aquí te explicaremos algunas de esas nociones que en realidad no corresponden con lo que ha sido indicado en la Biblia.

Conceptos errados sobre el espíritu Santo

Es importante resaltar que en la Biblia se anota que el espíritu Santo es definido como las manos, los dedos o el aliento de Dios en el Éxodo. Por otro lado, también se lo comprende como las manos de un artesano que no trabajan por su cuenta, ya que no actúan de manera independiente del cerebro o por separado del cuerpo.

3 conceptos errados sobre el espíritu Santo

Igualmente, en Lucas se entiende al espíritu de Dios que sólo actúa cuándo y cómo lo dirige. Inclusive en la Biblia se compara el espíritu Santo con el agua y es vinculado con otro tipo de cosas impersonales, como el caso del conocimiento y la fe.

A continuación te proponemos un breve listado sobre nociones equivocadas en torno al espíritu Santo:

  • Hay quienes creen que tiene la forma de una persona.
    • Aunque pueda parecer increíble, en la Biblia se menciona que son tres los que dan testimonio en el cielo y que éstos tres son una misma cosa. Pero de acuerdo con algunos investigadores, se ha descubierto que este pasaje en realidad no fue escrito por el apóstol Juan y que por ende no tendría que estar en la Biblia.
  • En la Biblia se habla del espíritu Santo como si se tratara de una persona, así que debe serlo.
    • Pese a que en las sagradas escrituras se lo presenta con este tipo de características que son propias de una persona, eso no quiere decir que lo sea. En ese sentido, la oración al Espiritu Santo, es bastante clara, por si quedan dudas, puedes consultarlas en webs como esta: https://www.oracionalespiritusanto.org
  • El bautismo se piensa como un acto que se da en nombre del espíritu Santo, así que debe ser una persona.
    • Aunque en la Biblia se utiliza la expresión en nombre de, para señalar que algo se está ejecutando con el poder o la autoridad que se ha otorgado desde un ente superior, en realidad una traducción adecuada al español tendría que decir algo similar a en el nombre de la ley. A raíz de lo anterior, no tiene sentido pensar que el espíritu Santo es una persona de acuerdo con esa conclusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *