Soluciones caseras para el dolor de rodilla

Siempre y cuando el dolor de rodilla no obedezca a causas complejas que precisen la intervención de un profesional de la salud, muchas veces es suficiente con emplear los denominados remedios caseros para aliviar esta incómoda molestia que suele manifestarse a través de síntomas visibles como la inflamación. Así pues, para quienes no quieren quedarse en los acostumbrados analgésicos, proponemos un conjunto de alternativas que definitivamente pueden devolver el bienestar si se llevan a cabo con persistencia.

Conozcamos entonces las mejores soluciones caseras para el dolor de rodilla pues servirán como respaldo en casi de manifestar esta inquietante dolencia.

Remedios para el dolor de rodilla

  • Aceite de oliva con jengibre: las propiedades de ambos ingredientes constituyen una poderosa herramienta antiiflamatoria, en este sentido simplemente deberás calentar dos cucharadas de aceite de oliva y posteriormente mezclarlo con una cucharada de aceite de jengibre. La idea es que emplees esta combinación para masajear el área afectada, esto preferiblemente en la noche.
  • Aceite de menta y eucalipto: sin duda las propiedades relajantes de estos elementos resultan fenomenales para darle manejo a estos dolorosos malestares. Sugerimos usar un recipiente para integrar una cucharadita de aceite de eucalipto, una cucharadita de aceite de menta y finalmente dos cucharadas de aceite de coco, luego simplemente deberás masajear la rodilla adolorida permitiendo que la mezcla se absorba.
  • Paños con sales de epsom: corresponde a una de las sugerencias más acertadas ya que este producto es muy efectivo para mejorar la circulación y desinflamar, calienta dos tazas de agua y añade tres cucharadas de sales de epson, luego empapa un paño limpio con esta mezcla y aplica en la rodilla.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *