¿Qué se espera de la bolsa para el 2019?

Anualmente el Fondo Monetario Internacional (FMI) realiza proyecciones económicas que involucran variables relacionadas directa e indirectamente con las capacidades de producción de cada país. Se prevé un crecimiento de 3.9% para el año 2019, lo cual representaría un 0.2% por encima de su comportamiento en el 2017. Dentro de este panorama se estima que las economías del continente europeo puedan tener un alza, especialmente las de Italia, Alemania y los países bajos.

Economías emergentes

En países tales como Turquía y Polonia cuyas economías se consideran en franco desarrollo, se espera que la actividad supere los índices del año 2017 durante el cual obtuvieron 5% de crecimiento económico. Gracias a las reformas en materia tributaria en USA y los recortes al ISLR, pueda observarse un sostenido crecimiento económico hasta el año 2020.

En América Latina se estima que podríamos estar hablando de mayores facilidades  de financiamiento para aquellos países que exportan materias primas. Se espera un crecimiento del 2.6% para el año 2019. En el caso de las economías emergentes o en desarrollo de esta región, como es el caso de Brasil, se estima también un alza sostenida en las proyecciones para ese mismo año.

Bolsa internacional y su comportamiento en el 2018

El comportamiento de las bolsas internacionales durante el primer semestre de este año, sin embargo, permiten inferir que el mercado podría verse afectado primordialmente por el riesgo de inflación debido a que el alza en los sueldos y salarios en Estados Unidos al generar expectativas en cuanto al alza de los precios, podría implicar que la reserva federal endurezca las condiciones para tener acceso al dinero haciendo crecer los tipos de interés de manera más acelerada. Se prevé un crecimiento de la economía de Estados Unidos de 2.5% para cada trimestre de este año y el siguiente (2019).

La gestora BBVA estima que para los años 2018 y 2019, las bolsas de países en desarrollo presentarán un incremento aproximado del 10%, alineado esto con los beneficios laborales y en consecuencia apuesta a la inversión  en renta variable para el próximo año. En su opinión para el 2019 el escenario financiero se proyecta con un moderado y sólido crecimiento global, sostenible en el mantenimiento del actual ciclo económico por lo que resta de año, además de los bajos tipos de intereses y el crecimiento de los beneficios de compañías cotizadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *