Qué comen realmente las polillas

¿Qué comen realmente las polillas?

Cuando se habla de daños típicos en los hogares o en las edificaciones de casi cualquier tipo, es bastante común que se mencione a las polillas como una de las principales razones por la que se presentan este tipo de inconvenientes.

Ahora bien, en caso que te encuentres interesado en saber un poco más sobre este insecto, te proponemos que estudias sobre él a profundidad, para que así en el futuro sepas cómo proceder.

Qué comen realmente las polillas

Introducción a las polillas

Antes que nada, conviene resaltar que este es un insecto lepidóptero, el cual se encuentra en el mismo conjunto que incluye a las mariposas. Son más de 100,000 especies de mariposas en las que se pueden identificar en todo el planeta, en donde cada una de esas especies juega un rol clave en su respectivo nicho ecológico.

Por otro lado, esta clase de insecto es nocturno, pero también se lo puede encontrar en algunas especies muy activo durante el día en que el uso en algunas ocasiones se conocen reglas que no son totalmente absolutas para las polillas en general.

¿Qué comen las polillas?

En lo que respecta a la forma en la que se alimentan las polillas, son varias las especies que utilizan la queratina como su principal sustento alimenticio, es decir, una proteína que se puede encontrar en el cabello, en la piel e inclusive en la lana.

En lo que se refiere a las especies más conocidas, sin lugar a dudas la polilla de la ropa es una de las que más se menciona, ya que con cierta regularidad puede llegar a infestar la lana, provocando agujeros en las prendas que con el tiempo pueden volverse bastante grandes.

Pese a que las más adultas de estas especies ponen huevos y se quedan a vivir en la lana, en realidad las que más daño causan a la ropa son las larvas de polilla. Ten en cuenta que las orugas de polilla comen varias veces su propio peso diariamente, motivo por el cual se comprende con facilidad el tipo de impacto que puede llegar a lograr ocasionar en la ropa.

También existe el detritus, un tipo de materia orgánica muerta que ya está en descomposición y que por ende es usado como alimento por las polillas. En realidad no es muy común en la dieta de estos insectos, pero es una excelente opción para las polillas de alfombra, una de las palabras más comunes en las casas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *