Cómo solucionar conflictos familiares

En ocasiones la cotidianidad del ambiente familiar puede verse afectada por conflictos que irremediablemente atentan contra la armonía y las buenas relaciones, si bien es sano que estas situaciones ocurran para afianzar los lazos y acudir a estrategias de comunicación que se encarguen de marcar un precedente de avance, también es importante disponer de herramientas precisas para lograr manejarlos y sacar algo bueno de estos acontecimientos.

Los conflictos familiares suelen manejar grandes cargas emocionales, despiertan culpas, en ocasiones alejan a quienes antes no podían vivir separados e incluso afectan a otros que no tienen nada que ver pero conviven alrededor de los protagonistas del enfrentamiento.

Pasos para solucionar conflictos familiares

  • Saber escuchar. Para manejar y superar problemas familiares hay que saber escuchar, asegurándose de entender las razones del otro.
  • Expresarse correctamente. Es importante tomarse el tiempo de elegir bien las palabras para no herir ni mucho menos reprochar pues cuando la idea es superar se debe apuntar es concretar soluciones.
  • Expresar afecto. Un desacuerdo nunca debe ser razón para pasar por alto aquellas manifestaciones de cariño que definen a una familia, muchas veces cuando se habla y escucha desde el amor es cuando se obtienen los mejores resultados.
  • Elegir un buen momento. Para hablar y lograr decisiones positivas es importante tomarse el tiempo de escoger el lugar y el momento adecuado para que las partes se sientan tranquilas y seguras facilitando una comunicación honesta y asertiva.

Muchas veces cuando las cosas llegan a niveles complejos se hace necesario solicitar ayuda externa como puede ser el caso de la terapia familiar, una especie de guía que facilita la creación de estrategias para resolver la situación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *