basofilos

Basopenia, conoce las causas y tratamientos para aumentar los niveles de basófilos.

La basopenia, es una enfermedad de la sangre, o un tipo de leucopenia. Esta se desarrolla por tener valores de basófilos demasiado bajos.

Los basófilos son uno de los cinco tipos de glóbulos blancos que el torrente sanguíneo produce. Cuando el sistema sanguíneo genera menos de 20 células por litro de sangre, los valores disminuyen notablemente, y es cuando en un hemograma, presentamos la enfermedad de basopenia.

basofilos

Principales causas de la basopenia

La función más importante para los glóbulos blancos, es la de evitar ciertas bacterias e infecciones que puedan dañar directamente las defensas y el sistema inmune. Por ello, cuando se detecta basopenia, una cantidad menor de basófilos o glóbulos blancos, es cuando el cuerpo está más expuesto a alergias y enfermedades en la médula ósea.

Causas por las que disminuyen los valores de basófilos:

  • Estrés
  • Embarazo
  • Alergia a ciertos tratamientos 
  • Consumo de medicamentos que dañan el sistema inmune
  • Enfermedad de hipertiorioidismo 

¿Cuál es la manera más sana para aumentar los basófilos?

Si en un hemograma o cultivo sanguíneo nos ha dado resultados negativos sobre los basófilos, es importante que conozcamos la manera más sana y conveniente de nivelar los valores de dicha célula. Aumentar los niveles nos ayudará a tener las defensas del cuerpo en óptimas condiciones, además de cubrirnos ante enfermedades de la médula ósea.

Lo primero que debemos hacer, es acudir a un médico especialista que nos aprueba la dieta para aumentar los basófilos. Luego, debemos centrarnos en consumir los productos que nos darán las herramientas para cumplir el cometido.

  • Consumir productos que contengan vitamina D: naranjas, toronjas, tomate y papas.
  • Incrementar el consumo de frutas y verduras, en general.
  • Añadir dos o tres veces por semana, el consumo de pescado en la comida.
  • Consumir el ácido fólico que el cuerpo necesita: arroz, pan, legumbres, espárrago y cereales.
  • Vitamina A: leche, espinacas y zanahoria.

¿Qué debemos evitar para impedir que los basófilos sigan bajando?

No solo debemos ayudar a nuestro sistema inmune a mantener los glóbulos blancos en perfecto estado; es necesario crear hábitos que impidan que la disminución de basófilos siga. Es importante que evitemos el consumo excesivo de medicamentos como los antibióticos, estos solo dañan el sistema de defensas del cuerpo.

Evitar o disminuir el consumo de cigarros, las enfermedades respiratorios son las más ligadas al problema de defensas bajas y alergias.

Además, debemos recordar que en los problemas de salud, siempre será recomendable añadir dos o tres días de deporte en los hábitos, pues gran parte de las células sanguíneas, se oxigenan a través la actividad física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *