5 Cualidades que identifican a un buen líder

Aunque comúnmente existe la idea de que para ser líder es preciso nacer con ese don o competencia, lo cierto es que el liderazgo es algo que se puede aprender siempre y cuando la persona se encargue de fortalecer diferentes aspectos de su pensar y comportamiento hasta el punto de no solo dejar al descubierto su carisma sino también su afán por predicar, hacer y finalmente compartir toda su riqueza. Así pues, se trata de un tipo de gestión fundamental en todos los ámbitos que requiere tanto de una personalidad sobresaliente como de la preocupación por inspirar obviamente desde lo positivo.

Bien sea que se trate de una organización empresarial o de cualquier grupo de personas que deban trabajar en pro de algunos objetivos, la calidad del liderazgo es algo que  debe mantenerse en continua construcción, por tanto debe regirse por algunas directrices básicas que es de lo que hablaremos a continuación.

Las mejores cualidades del líder

  • Buena comunicación: para poder orientar a un grupo hacia la meta es indispensable hacer lo propio para que todos vayan en la misma dirección y esto solo se logra desde un liderazgo basado en intercambios adecuados donde predominen la escucha, la comprensión y la empatía.
  • Visión estratégica: teniendo en cuenta que existen propósitos a corto, mediano y largo plazo dentro de cualquier actividad, un buen líder debe disponer de la visión necesaria para determinar prioridades y de esa manera enfocar a su equipo de manera acertada.
  • Claridad: es cierto que en el camino a la victoria existen muchas cosas por comunicar y establecer, sin embargo es propio del líder hacer lo necesario para que cada directriz emitida se produzca dentro de las condiciones más precisas y así no dar lugar a confusiones.
  • Compromiso: si bien todos contribuyen con su esfuerzo al logro de la meta, de la existencia de esta cualidad en el líder depende que todo pueda salir a flote no solo en los tiempos acordados sino también dentro de los parámetros establecidos.
  • Persuasión: mucho más que algún tipo de autoridad, se trata de exponer las ideas con los correspondientes fundamentos y motivación para que los demás desde una voluntad honesta puedan seguir el curso del camino que se está marcando.

La existencia de una ética inquebrantable es algo determinante para que el trabajo del líder sea aceptado y asumido como un ejemplo verdaderamente provechoso, ya que cada pequeño acto estará a consideración de todos, el sistema de valores de esta persona deberá ser realmente admirable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *